Electroshock

El electroshock es una terapia que consiste en el pasaje de corriente eléctrica a través del cerebro, buscando una activación neuronal. Se emplea en el tratamiento de esquizofrenia y depresiones severas. Las complicaciones del electroshock incluyen pérdida de la memoria, desorientación temporal, daños cerebrales, etc.

El electroshock, continúa empleándose en psiquiatría, y actualmente se lo conoce como terapia electro-convulsiva (TEC).

El electroshock ha sido centro de encarnizadas polémicas, y en la actualidad se cuestiona su calidad de terapia, ya que se ha probado que provoca daños cerebrales, pérdida de memoria, y disminución de la inteligencia.

No se conoce el mecanismo de acción del electroshock, pero se ha empleado en el tratamiento de la depresión, argumentando que revierte las anormalidades biológicas cerebrales que ocasionan la depresión. No existe evidencia de que la desorientación o la amnesia ayude a eliminar la depresión, por el contrario, provoca angustia, y en ocasiones, los sujetos sometidos a TEC, han cometido suicidio.

El electroshock:

El elctroshock es la activación de las neuronas mediante un campo eléctrico, consiste en el pasaje de corriente a través del cerebro, con una tensión que oscila entre 70-400 v (voltios), y una intensidad de 200mA(mili amperios)-1.6A (1600 mA), y el tiempo de exposición es de varios segundos.

La electricidad despolariza las neuronas, generando una crisis epiléptica parcial, lo que hace que las neuronas liberen mediadores y factores tróficos, que originan la neurogénesis (creación de nuevas neuronas) en el hipocampo.

Actualmente se emplea anestesia general para la aplicación del electroshock, y se realiza en el quirófano. Las sesiones duran unos pocos minutos, y la aplicación de corriente, apenas unos segundos. La convulsión que provoca el electroshock es similar a la de tipo epiléptico, y es acompañada por apnea, en ocasiones por pérdida de orina, semen y heces. El ataque es acompañado por un coma, del cual el paciente despierta confundido, y esta desorientación puede durar 5-30 minutos o más.

Antes de aplicarse este tratamiento se deben practicar exámenes físicos al paciente, examen de tórax, para excluir alteraciones importantes del corazón, infecciones pulmonares, y también un electrocardiograma. Las sesiones son por las mañanas, en ayunas, ya que las convulsiones haría expulsar la comida, con los consiguientes riesgos. Los pacientes que presentan náuseas con facilidad, deben medicarse con atropina.

Desventajas del electroshock:

ElectroshockSi bien el inicio de un tratamiento con electroshock puede ser beneficioso, el mantenimiento de los resultados es complicado, y debe sustituirse por un tratamiento con fármacos. Las recaídas son muy frecuentes, aún en los casos del mantenimiento con fármacos.

Una de las secuelas más notorias del electroshock es la pérdida de memoria durante el tiempo que se emplea, o sea problemas para recordar sucesos del período en que se estuvo en tratamiento. También ocasiona confusión. Las aplicaciones son efectivas sólo en algunas enfermedades.

Las convulsiones repetidas pueden producir síntomas negativos además de la pérdida de memoria, como problemáticas emocionales, angustia, etc.

Los detractores del electroshock consideran que la efectividad de este tratamiento se debe al pánico que los pacientes sometidos al mismo desarrollan, tal que basta la amenaza con una nueva sesión, para que modifiquen su conducta.

El cerebro puede recibir daños durante los tratamientos con electroshock, que incluyen hemorragias cerebrales, edema, dilatación de los espacios peri-vasculares, fibrosis, gliosis, y destrucción.

Calificación:
reservar hoteles
Recomendamos Leer

El suicidio en adolescentes es la tercera causa de muerte en la mayoría de...

0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario
Suscribirse