Síndrome de la tourette

El síndrome de la Tourette es un trastorno neurológico hereditario, cuya sintomatología incluye tics motores y vocales diversos, que se presentan de forma recurrente durante un largo período. Este trastorno aparece antes de los 18 años. La frecuencia y complejidad de los síntomas es variable.

El síndrome de la Tourette es un trastorno neurológico heredado, caracterizado por tics motores y sonidos vocales incontrolables e involuntarios. En algunos casos, incluyen palabras y frases inadecuadas. Estos tics se presentan varias veces al día, en forma recurrente y durante un período muy prolongado. Este trastorno se manifiesta antes de los 18 años.

Manifestaciones del síndrome de la Tourette:

La frecuencia, complejidad, gravedad y localización de tics, sufre variaciones a lo largo del tiempo. Los tics motores del síndrome de la Tourette pueden afectar a cualquier parte del cuerpo, incluyendo torso, cabeza, rostro, extremidades superiores e inferiores.

Los tics motores simples son contracciones de uno o varios músculos, rápidos y carentes de significado, como el parpadeo. Pero hay otros más complejos, como agacharse, tocar, doblar las rodillas, hacer giros mientras se está caminando, dar pasos hacia atrás.

Los tics vocales del síndrome de la Tourette incluyen diferentes palabras o sonidos, tales como chasqueos, gruñidos, aullidos, ladridos, olisqueos, bufidos, toses. En cambio, la coprolalia, tic vocal que comprende la expresión de obscenidades, aparece en una minoría de los casos de síndrome de la Tourette.

Cerca de la mitad de los casos de síndrome de la Tourette, presentan como primeros síntomas tics simples, dentro de los cuales, el más frecuente es el parpadeo. En un número menos frecuente, los tics iniciales incluyen otras partes del cuerpo o el rostro, pudiendo aparecer muecas faciales, giros de cabeza, etc.

El síndrome de la Tourette frecuentemente está acompañado por compulsiones, obsesiones, hiperactividad, déficit atencional, impulsividad. Es común observar malestar social, vergüenza, desmoralización, tristeza, ya que puede interferir seriamente en el desempeño del individuo.

Causas del síndrome de la Tourette:

Síndrome de la TouretteLa causa del síndrome de la Tourette permanece desconocida, pero las actuales investigaciones muestran la existencia de anormalidades en algunas regiones cerebrales que incluyen los lóbulos frontales, corteza cerebral y ganglios basales, las interconexiones entre esas regiones y los neurotransmisores como dopamina, serotonina y norepinefrina, que efectúan la comunicación entre las células nerviosas. Se supone que las causas del síndrome de la Tourette son tan complejas como la presentación del mismo.

El síndrome de la Tourette recibe su nombre por Georges Gilles de la Tourette, quien describió este trastorno en 1885.

Hay evidencias de que el síndrome se transmite de padres a hijos, pero no se ha podido identificar al gen responsable. El síndrome de la Tourette puede ser ligero o severo, y se presenta en su forma más leve con una frecuencia del 10% en la población norteamericana. Existen muchas personas que experimentan tics leves, y no son conscientes de su problema, por lo que nunca solicitarán ayuda.

La incidencia del síndrome de la Tourette es mayor en los varones que en las niñas, en proporción de 4 a 1 respectivamente. A su vez. La aparición de este síndrome es mucho más frecuente en niños que en adultos.

Tratamiento del síndrome de la Tourette:

Muchos de los pacientes que padecen síndrome de la Tourette experimentan síntomas muy leves, por lo cual no se los medica, porque los medicamentos tienen efectos secundarios, que pueden resultar más perjudiciales que los síntomas. Los medicamentos que se emplean para el tratamiento del síndrome de la Tourette son el haloperido (haldol), y la pimozida. Son efectivos para disminuir o eliminar los tics, pero sus efectos secundarios son significativos, desde trastornos motrices hasta efectos cognitivos. Otros medicamentos que pueden emplearse son: la risperidona, la clonidina, la tetrabenzina, pero también puede causar depresión o problemas motrices. No hay ningún medicamento que elimine todos los síntomas, y todos presentan efectos secundarios.

El síndrome de Münchhausen es un término que se emplea para describir a pacientes que fingen enfermedades complejas, pero que no pueden catalogarse de simuladores ni de histéricos, ya que si bien son conscientes de sus actos, y saben que fingen la sintomatología, no pueden dar razones para su accionar.
Calificación:
reservar hoteles
Recomendamos Leer

La hipocondría es un trastorno que se manifiesta en la interpretación...

El síndrome de Münchhausen es un término que se emplea...
El síndrome de Peter Pan es un trastorno del desarrollo...
El síndrome de déficit atencional, es uno de los...
0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario
Suscribirse